Funciones, materiales y problemas ambientales del envasado de alimentos

by Alex Cosper on Mar 23, 2017

El envasado de alimentos tiene múltiples propósitos, lo que permite que sea transportado de manera segura y almacenado por largos períodos de tiempo. Es importante que los fabricantes mantengan un equilibrio entre los problemas de seguridad y otros factores, como los costos y el mantenimiento de una perspectiva ecológica. Muchos consumidores han comenzado a prestar más atención a los problemas medioambientales relacionados con la tecnología de envasado.

Funciones del envasado de alimentos 

1. Protección de los alimentos

La razón principal del envasado es asegurarse de que el alimento retenga su sabor y nutrientes. Algunos de los propósitos secundarios del envasado incluyen trazabilidad, conveniencia y resistencia a la manipulación. Los materiales efectivos preservan la naturaleza química, biológica y física del producto. El envasado debe estar diseñado para evitar que los alimentos se expongan a gases como el oxígeno, la humedad o la luz.

2. Contener de alimentos

Los contenedores de alimentos contribuyen a preservar los alimentos para que no se desperdicien. Los estudios muestran que se desperdicia un mayor porcentaje de alimentos frescos que envasados. El vidrio y el metal pueden proporcionar una barrera fuerte contra los elementos químicos reactivos. Ciertas barreras, como los cierres de botellas, están diseñadas para ser resistentes a los niños.

3. Retener los beneficios de procesamiento

La calidad de los alimentos no solo debe preservarse, sino que el empaquetado debe aumentar la calidad de los mismos. El envasado hermético es esencial para que los alimentos mantengan sus propiedades comerciales. En última instancia, cuanto más grande sea el empaque, más se puede prolongar la vida útil del producto. Idealmente, el material es reciclable y se puede utilizar una y otra vez.

4. Proporcionar información de marketing

Otra razón importante para el uso de un paquete es que este brinda a los consumidores mucha información sobre el producto. Un paquete representa la imagen de un producto que permanece en la mente de las personas. Es lo que inicialmente atrae la atención del consumidor en una tienda. Los factores que afectan el impacto visual de un paquete incluyen la forma, el tamaño y el color. La información en el paquete comunica datos importantes como el contenido y la información de contacto.

5. Resistencia a la manipulación

Debido a la manipulación indebida de alimentos y productos farmacéuticos, se utiliza un empaque especial para proporcionar una protección adicional para que los paquetes no puedan manipularse en las tiendas. Las características de inviolabilidad, que generalmente están compuestas de materiales de empaquetado adicionales, pueden incluir revestimientos o cierres especiales para botellas. Un sellado térmico que cambia de color al abrirse es un ejemplo de una característica de empaque adicional.

Materiales utilizados en chocolates, galletas y confitería.

1. Vidrio

Históricamente, el vidrio se ha utilizado en el envasado de alimentos durante siglos, desde la antigüedad. Es un aislante fuerte y proporciona transparencia para que los consumidores evalúen el producto. Muchas veces el vidrio tiene un revestimiento superficial para proporcionar lubricación a ciertos alimentos. Estos recubrimientos ayudan a fortalecer las botellas contra roturas, lo que abre la puerta al uso de vidrios más livianos y delgados.

2. Metal

Chocolates , Biscuits and Confectionery packaging: Roles, Materials, and Environmental IssuesLa razón por la cual el metal es popular es su versatilidad en el empaquetado. No solo proporciona una sólida protección física, el metal es reciclable y puede tener formas diferentes. Los principales metales utilizados para el embalaje son el aluminio y el acero. El aluminio se usa comúnmente para hacer latas y láminas, que ayudan a proteger contra microorganismos, corrosión, humedad, aire, olores y luz. La principal desventaja del aluminio es su mayor costo en comparación con otros metales.

La hojalata, un producto del acero bajo en carbono, todavía se usa ampliamente en Europa. Está recubierto con material especial para ayudar a proteger los alimentos de los gases, la luz, los olores y el vapor de agua. La placa de estaño también está tratada térmicamente y sellada herméticamente, lo que mantiene los productos estériles. Como el estaño es flexible, se puede usar para crear muchas formas diferentes, como latas redondas de estaño. Desde una perspectiva ambiental, la hojalata es muy sostenible, ya que puede reciclarse una y otra vez sin pérdida de calidad.

3. Plásticos

Una razón clave por la cual los plásticos se usan en el empaquetado es porque el material es fluido y modificable. Los plásticos pueden adoptar muchas formas, desde láminas hasta estructuras, lo que permite flexibilidad de diseño. Otras razones por las que los plásticos son populares incluyen que estos son químicamente resistentes, asequibles y ligeros. El material es fácil de imprimir y se puede sellar con calor. Debido a la durabilidad, el plástico ayuda a prolongar la vida útil.
Si bien ha habido algunos problemas de seguridad con respecto a ciertos componentes de los plásticos, como el Bisfenol A, el bajo costo y las propiedades funcionales lo mantienen como un tipo de empaque viable. Hay alrededor de 30 tipos de plásticos utilizados en envases comerciales, siendo los más comunes las poliolefinas y los poliésteres. PETE, hecho de tereftalato de polietileno, se está convirtiendo en la mejor opción en empaques hechos de poliéster, utilizados para botellas, frascos, tinas, bandejas y envoltorios de alimentos.

4. Papel 

El papel y el cartón como material laminar se han utilizado en envases de alimentos durante más de tres siglos. Se utilizan para hacer cajas de cartón corrugado, cartones de leche y papel de seda, así como platos y vasos. A pesar de que el papel no es un material confiable para proteger los alimentos durante largos períodos de tiempo, puede usarse para propósitos a corto plazo. Dado que no es termo-sellable, el papel normal no es un material útil para el embalaje a largo plazo y, por lo general, debe tratarse con revestimiento, laminado, ceras u otro material para brindar una protección limitada.

Conservación de la fuente y reducción de residuos

Actualmente se espera que los fabricantes desempeñen un papel más activo en el uso de materiales sostenibles en los envases. Los materiales que se reciclan fácilmente están ganando popularidad, mientras que los materiales que generan desechos se utilizan cada vez menos. Los productores de alimentos deben analizar sus procesos para ayudar a refinar los objetivos de sostenibilidad para que los envases sean lo más eficientes posible en la protección de los alimentos y el medio ambiente.

Conclusión 

El envasado desempeña muchas funciones que van más allá de la protección de chocolates, galletas y productos de confitería. Es lo que la mayoría de los consumidores ven inicialmente en el proceso de compra, por lo que los profesionales de marketing intentan encontrar formas innovadoras para que el paquete se destaque de la competencia. Un paquete debe contribuir tanto a la seguridad del producto como a su comercialización. En las últimas décadas, la sostenibilidad se ha convertido en un factor importante para promover la imagen de la marca como ambientalmente responsable.

New Call-to-action

Aviso:
Las publicaciones en esta sección del blog no representan necesariamente las posiciones, estrategias u opiniones de Desjardin.

References and Further Reading

 

Topics: Sostenibilidad, Embalaje de caviar, Café Con Té Y Especias