Alimentos de lujo que incluyen ingredientes psicoactivos y un sabor que estimula el estado de ánimo. Versiones exóticas de té, café y especias entran en esta categoría. El empaquetado de alimentos de lujo debe ser tan intrigante como su sabor. Aquí hay formas de conectarse con un mercado de alto poder adquisitivo que está dispuesto a pagar más por una calidad superior.

Materiales de empaquetado con clase

Los consumidores adinerados tienden a gravitar hacia empaques visualmente modernos que además tengan un toque de clase. El metal y el plástico son algunos de los materiales de empaquetado más utilizados debido a la durabilidad y la capacidad de soportar movimientos frecuentes a lo largo de la cadena de suministros.

Mientras que el café convencional se vende en latas, las marcas de café gourmet tienden a usar bolsas, botellas y cajas con formas únicas. Los diferentes sectores de los consumidores tienen diferentes percepciones sobre lo que significa gourmet, pero la mayoría de los consumidores entiende que se trata más de calidad que de precio. No solo el café debe tener un sabor fresco, sino que el empaque debe transmitir un sentido de exclusividad para los entendidos.

Las especias populares son comúnmente comercializadas en pequeñas botellas de vidrio. Para ser diferentes, las especias gourmet se pueden empaquetar en cilindros más finos, de tubo transparente o en latas pequeñas. Plateado y blanco con ribete azul es un ejemplo de cómo se ve un contenedor de lata más elegante en comparación con los llamativos colores de las latas de refrescos. El oro es otro color con clase que va bien con imágenes gourmet.

El vidrio transmite una apariencia limpia, por lo que funciona bien con los alimentos de lujo, especialmente las especias. Se puede teñir en diferentes colores y moldearse en una amplia variedad de formas. Al igual que una mesa de vidrio, los recipientes de vidrio a menudo parecen lo suficientemente elegantes como para formar parte de la decoración de la cocina o el comedor. Es por eso que los saleros y pimenteros de vidrio a menudo permanecen en la mesa del comedor después su limpieza.

Bolsas dentro de recipientes

El té normalmente viene en pequeñas bolsas dentro de una caja. Cuando se trata de té gourmet, el recipiente suele ser artístico, con una forma llamativa o un diseño elegante. La venta de una variedad de tés en un paquete permite diferenciar diferentes sabores con bolsas de té de diferentes colores. Se pueden usar múltiples colores para crear un efecto de arco iris único que captura la imaginación de las personas que admiran la sofisticación.

 El café, el té y las especias se pueden empaquetar de diferentes maneras, ya que cada uno tiene granos con diferentes propiedades. Eso significa que estos alimentos pueden caber en paquetes de cualquier tamaño o forma imaginable. Una opción práctica y artística para empaquetar artículos de granulado de lujo es un recipiente metálico redondo. El metal es brillante y se ve confiable. Mientras no se vea como una lata de café convencional, los paquetes más redondos pueden sobresalir entre los paquetes más rígidos en una tienda.

Soluciones sostenibles

Cada vez son más los consumidores que están asociando la sostenibilidad con una mayor calidad y conciencia. Las personas que son conscientes del medio ambiente a menudo buscan envases ecológicos, lo que les hace sentirse bien al contribuir a la seguridad ambiental. Los materiales sostenibles incluyen hojalata y aluminio, que pueden reciclarse y usarse una y otra vez.

El aluminio y la hojalata se utilizan ampliamente en el embalaje para todo tipo de productos porque son duraderos y flexibles. El metal es lo suficientemente suave como para ser fácilmente cortado o doblado en formas innovadoras, pero lo suficientemente fuerte como para durar a través de los ciclos de la cadena de suministro y más allá. Los restos de materiales de corte se pueden reciclar, lo que reduce los residuos en el proceso de producción.

Cuantos más contenedores prolonguen la vida útil de un producto, más potencialmente están ayudando al medio ambiente. Los productos perecederos a menudo tienen una vida útil corta si no están empaquetados en recipientes herméticos, que es lo que proporcionan el aluminio y la hojalata. A veces las personas terminan tirando frutas o verduras porque las dejan en el refrigerador demasiado tiempo y se echan a perder. Pero con los recipientes herméticos, no tienen que preocuparse por desperdiciar alimentos.

La forma del paquete contribuye significativamente a la percepción de sostenibilidad. La economía del espacio es importante, así como los problemas de seguridad. El paquete debe conservar y proteger el producto, por lo que debe ser práctico, pero también necesita una presentación artística para atraer compradores gourmet. Los bordes curvos pueden parecer más innovadores que una caja o un rectángulo perfecto. El minimalismo es una estética eficaz para diseñar envases sostenibles.

Papel elegante y recipientes de plástico

Aunque el cartón se usa para empaquetar muchos productos de uso general, una de sus limitaciones es que no es tan duradero como el vidrio, la hojalata o el aluminio. La ventaja de usar cartón para café, té y especias es que es más liviano y fácil de transportar. Los productos ligeros pueden transmitir eficiencia ecológica y delicadeza al mismo tiempo. El cartón, como el vidrio, la hojalata y el aluminio, es flexible y puede tener múltiples formas.

Las bolsas hechas de papel o plástico representan una forma sensata y atractiva de envasar té. Incluso pueden mantener el té fresco durante períodos más prolongados, ya que generalmente protegen el té de la humedad y la exposición al oxígeno. El formato de bolsa Ziplock de alta resistencia conserva bien el té a la vez que mantiene una apariencia fuerte y algo curvilínea. Las cremalleras, las válvulas, las esquinas redondeadas y el revestimiento de película premium se suman a la apariencia sutil del lujo.

Para el envasado de café, las bolsas revestidas con válvulas pueden ayudar a preservar los sabores, permitiendo que los granos de café liberen dióxido de carbono a través de la ventilación. Esta técnica mantiene el café fresco como lo fuera justo después de asarlo. Sin embargo, las válvulas de plástico no se pueden reciclar, y este es un elemento a tomar en cuenta dependiendo de sus objetivos.

La manera en que se tuesta el café también jugará un papel importante en la elección del envase más apropiado, ya que el tostado afecta la forma en que se libera el gas de los granos de café. En última instancia, el papel permite que los granos de café respiren y liberen gas, lo cual es importante para mantener un sabor rico que cautiva a los bebedores de café gourmet.

Conclusión

El empaque de alimentos gourmet de lujo debe representar una experiencia de búsqueda de placer como recompensa para los clientes de élite. Al mismo tiempo, debe preservar la riqueza del sabor, para que el producto cumpla con las expectativas de sabor de alta calidad del consumidor. Aluminio, hojalata, vidrio, plástico y papel son suficientes para envasar café, té y especias. Para los compradores gourmet, el empaque debe equilibrar la sustancia y el estilo con el sentido de que comprar el producto hace que los consumidores sientan que pertenecen a un grupo especial.

New Call-to-action

References and Further Reading

Topics: Luxury Packaging ES, Café Con Té Y Especias